Se cumplen 100 años de la primera piedra del Seminario


Hoy, sábado 16 de mayo de 2020, se cumplen 100 años de la colocación de la primera piedra del Seminario de Málaga. Dos años antes, el entonces obispo de la Diócesis, san Manuel González, pensó en levantar un nuevo seminario para Málaga “en unos montes cercanos a la ciudad con arquitectura a la andaluza, puesto que para Andalucía es, con mucho aire, sol, cal blanca, azulejos y sobre todo mucho gráfico”.

El Seminario es el sueño del obispo san Manuel González. Desde que llega a Málaga en 1915 como obispo auxiliar, su primera mirada preocupante fue para el Seminario: “Estrechas estancias, pisos elevados, patios sombríos, paredes y suelos siempre mojados de humedad y jamás visitados por el sol, clases iluminadas con luz artificial en pleno día... Añadido a este cúmulo de condiciones antihigiénicas, el contraste y ensor­decedor ruido producido por el martillo de varios marmolistas y zapateros establecidos en la calle a que da la fachada principal, por la bullanguera música de todos los pianillos callejeros que nunca faltan con su obligado cortejo de cantaores y bailadores improvisa­dos, por el griterío de vecinos y criadas que se hablan y se cuentan todo de un balcón a otro, de vendedores ambulantes, del tropel de gente, que por ser calle céntrica, perennemente circula por ella, y a juzgar por las risas, gritos, coplas, peleas e imprecaciones que a toda hora se oyen desde cualquier rincón del Seminario, esta gente malagueña ha resuelto el problema del movimiento continuo o el de la diversión perpetua. Por ello, me metí en la locura (así la llamaban no pocos amigos cuerdos) de levantar un nuevo Seminario con un capital de 000 pesetas y de millones de confianza en Él, en unos montes cercanos a la ciudad con arquitectura a la andaluza, puesto que para Andalucía es, con mucho aire, sol, cal blanca, azulejos y sobre todo mucho gráfico”.

El Seminario Diocesano Conciliar de Málaga está consagrado al Sagrado Corazón de Jesús. Esta consagración se llevó a cabo el 20 de noviembre de 1927 coincidiendo con la renovación de la Consagración de la Diócesis de Málaga al Corazón de Jesús. En el edificio del nuevo Seminario Diocesano se levantó una estatua del Sagrado Corazón de Jesús para que toda la Diócesis dirigiese la mirada a Jesucristo.

San Manuel González se esforzó en guiar a todos, sacerdotes, religiosos y laicos hacia el amor del Corazón de Jesús en el Sagrario, porque “la sagrada Eucaristía es el corazón de la Iglesia, es su esencia, su centro, su vida, porque es Jesucristo tal y como quiere ser buscado, deseado y amado”. En este sentido, San Manuel González propuso a sus seminaristas: “vuestro aprendizaje y toda vuestra ocupación de todos los días y horas de vuestra vida de seminario es: aprender a amar primero al Corazón de Jesús que se desborda de amor en el Sagrario de vuestra capilla y por Él, a la Santa Iglesia, como se quiere a las madres”.

Entradas recientes

© Copyright 2017 : CASA DIOCESANA MÁLAGA.